Show simple item record

dc.contributor.advisorRodríguez Fernández, Adriana
dc.creatorLestón, Alexandra Elena
dc.date.accessioned2023-01-10T21:35:39Z
dc.date.available2023-01-10T21:35:39Z
dc.date.issued2022
dc.identifier.urihttps://hdl.handle.net/10669/88045
dc.description.abstractEl presente trabajo de investigación tiene como objetivo comprender las prácticas de cuidado propio, mutuo y colectivo que desarrollan las personas migrantes centroamericanas que transitan por la frontera sur de México, específicamente por la ciudad de Tenosique, Tabasco, y la relación entre estas prácticas y la violenta manera en la que se gestiona la frontera en esta región. A través del uso del método etnográfico, complementado por técnicas participativas e informado por la perspectiva psicosocial, se pudo identificar que en Tenosique la frontera se gestiona a través de un fuerte ejercicio de control sobre los espacios y los tiempos de quienes migran. Esta gestión espaciotemporal de la frontera conlleva ejercicios de violencia directa, simbólica y estructural y genera diversos impactos psicosociales negativos en las personas migrantes que la experimentan. El estrés físico extremo, la inmovilidad y la imposibilidad de agencia, el miedo generalizado, la separación familiar y los impactos como el estrés, la somatización, la tristeza y las afectaciones al sueño son solamente algunos de los impactos que genera la gestión espaciotemporal de la frontera en los individuos y en su relación con su entorno social. Ante estos impactos, hay personas que desarrollan prácticas de cuidado propio, entendidas éstas como micro prácticas de libertad, que pueden incluir la regularización migratoria, la recuperación de la cotidianidad y la búsqueda de redes de apoyo. También hay quienes ejercen cuidados hacia otras y otros desde un fuerte sentido ético, a veces dando lugar a la reciprocidad y la formación de grupos de cuidado mutuo. En algunos casos, los vínculos espontáneos que se forman entre personas desconocidas a partir del intercambio de cuidados pueden llegar a desarrollarse en vínculos significativos y de largo plazo para quienes los viven, e incluso en nuevas formas de hacer familia. En otros casos, el intercambio de cuidados se relaciona con la generación de un sentido de comunidad entre quienes se encuentran en el espacio de tránsito, lo cual puede llegar a tener impactos reparadores en el plano de lo social. En este sentido, de lo individual a lo interpersonal y colectivo, los cuidados en sus diferentes dimensiones son un recurso psicosocial que solventan algunos de los impactos de la violencia que se asocia a la gestión de la frontera, contribuyendo a sostener las vidas de quienes migran y la viabilidad de sus proyectos migratorios.es_ES
dc.language.isospaes_ES
dc.sourceUniversidad de Costa Rica, San José, Costa Ricaes_ES
dc.subjectpsicología comunitariaes_ES
dc.subjectmigración de tránsitoes_ES
dc.subjectMIGRACIÓNes_ES
dc.subjectmigración centroamericanaes_ES
dc.subjectcuidado sociales_ES
dc.subjectFRONTERAes_ES
dc.subjectPSICOLOGÍA SOCIALes_ES
dc.titlePolíticas de muerte, prácticas de cuidado: Sobreviviendo el tránsito migratorio por Tenosique, Tabasco, Méxicoes_ES
dc.typetesis de maestríaes_ES
dc.description.procedenceUCR::Vicerrectoría de Investigación::Sistema de Estudios de Posgrado::Ciencias Sociales::Maestría Profesional en Psicología Comunitariaes_ES


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record